Reflexión & cita

“En tanto que haya alguien que crea en una idea, la idea vive” – José Ortega y Gasset

Esto me da esperanza.

Puede que todo el mundo piense que la sociedad cada vez va a peor, que la gente solo es avariciosa y perversa, que no piensan en los demás nunca, ni en el bien común, y mucho menos son solidarios.

Incluso puede que realmente sea verdad, puede que estemos avanzando hacia un vacío absoluto, hacia la nada.

Pero mientras una persona, aunque sea tan sólo una insignificante persona la que crea que en el mundo todavía quedan cosas por las que luchar, que todavía queda gente buena, será verdad.

Porque los seres humanos somos un poco raritos, especiales. A pesar de que a mucha gente le gustaría hacer una determinada cosa, dar un paso hacia delante, hasta que no lo hace al menos una persona, nadie se decide. Solemos ir detrás del valiente que se atreve a ser criticado por sus ideas, o del que se atreve a defender a otros, a los más débiles o desfavorecidos, y por eso vemos pasar el éxito delante de nuestros ojos, tan asustados como estamos de ser diferentes a los demás, de destacar, de sobresalir por encima de la multitud. Incluso nos da miedo expresar afecto.

Por eso la sociedad siempre muestra unos cánones de belleza, unas normas sobre como debemos comportarnos, como actuar, incluso como relacionarnos con los demás. Nos perfilan para que seamos todos iguales, sin individualidad, haciéndonos creer que ser distintos es malo, pero no es así.

Es bueno ser especial, ser distinto, tener ideas y proyectos que nadie jamás sería capaz de imaginar. Significa que somos nosotros mismos, y deberíamos estar orgullosos de ello. Somos una edición limitada, el original. Sin copias que valgan. No hay por qué avergonzarse, cada cual tiene sus propias virtudes, sus características. La forma de hablar, de caminar, de sonreír. Las cosas en las que nos fijamos al llegar a una habitación. Nuestra forma de pensar, de ver las cosas. Lo que nuestra mente es capaz de crear. Todo es único.

Atrévete a perseguir tus sueños sin importar lo que opinen los demás, al fin y al cabo, son tus sueños, tus planes de futuro, no los de ellos. Es tu vida, tu eliges la forma en la que deseas vivirla, y junto a quien compartirla.

Mientras alguien siga creyendo en el amor verdadero, la chispa no se apagará, seguirá viva, dispuesta a aflorar en nuestros corazones.

Sólo si crees que otra persona puede llegar a ser perfecta sin serlo de verdad, es decir, si piensas que la perfección consiste en las pequeñas cosas, en los detalles insignificantes, las manías, los “defectos”, lo que nos caracteriza, entonces podrás llegar a amar a otra persona desde el fondo de tu alma. Porque no se trata de si una persona cumple los requisitos mínimos, no se trata de lo exterior, de lo superficial. Se trata de como te hace sentir, hasta donde es capaz de llegar por ti. Lo que esa persona estaría dispuesta a hacer por verte sonreír cada día.

Los sentimientos, las ideas, también son importantes. Son incluso más importantes que las cosas que desgraciadamente rigen nuestro mundo. El dinero, lo material, puede que nos haga felices por un tiempo, pero no más. El pragmatismo es una forma de ver la vida, un tanto simple. Sin verdadera felicidad, sin sufrimiento profundo. Necesitamos soñadores, gente pasional, personas dispuestas a dejarse llevar, a no tener miedo de buscar la belleza, el arte, dejando de lado lo superficial y centrándose en el interior. A no tener miedo de caer intentando alcanzar las estrellas.

Porque de la mente humana, y del corazón, de los sentimientos, pueden llegar a surgir ideas maravillosas. Y merece la pena creer en ellas.

Anuncios

2 comentarios en “Reflexión & cita

  1. Hace algunos meses pensaba igual que tú. Creía que era suficiente con creer que el amor lo puede todo, que era suficiente con tener ideales, formas de ver el mundo distintas a las de los demás, tener sueños y metas… Pero me di cuenta de que no era suficiente. Tenemos que ser conscientes del mundo en el que vivimos, de la realidad con la que nos topamos todos los días. Y es, que vivimos en un mundo totalmente estereotipado y marcado por unos cánones, que no siempre van acordes con nuestros deseos. Pero esa es la realidad y por mucho que lo queramos, no se puede cambiar si no hay una cohesión. Desgraciadamente, esa cohesión no existe.
    Tuve un sueño este verano, un sueño de amor… Pero cuando tomé la iniciativa de cumplirlo, se esfumó. A veces, no es suficiente con querer. Sólo a veces…

    Me gusta

    • Uff que comentario más triste…Es cierto que hay que ser realistas y ser conscientes del mundo que nos rodea, que no podemos vivir en nuestra burbuja de ilusión, pero yo no creo que no sea posible cambiar poco a poco la sociedad si de verdad queremos y lo intentamos, porque al fin y al cabo la sociedad y los estereotipos los definimos las personas, y tenemos el poder de mejorar y cambiar. Y sobre todo, a pesar de vivir en el mundo en el que vivimos, hay que intentar ser felices 🙂

      Me gusta

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s