El poder de la música

Cascos Pioneer

Cuando me pongo los cascos y presiono el botón de play en la pantalla del móvil, siento que todo desaparece, aunque sea sólo un poquito, por unos minutos el mundo se pausa a mi alrededor. No es que se congele la realidad y yo sea la única que continúa en movimiento, simplemente se crea una barrera a mi alrededor. Y los cascos son la señal que avisa a los demás de la pantalla invisible pero impenetrable que envuelve el contorno de mi cuerpo.

Sólo son tres minutos de abstracción, y aunque los sueños inalcanzables, las preocupaciones y los problemas siguen ahí, a veces una canción los mitiga y te ayuda a llevar todo mejor. Al fin y al cabo, son personas como tú y como yo las que componen la letra.

La música tiene un inmenso poder. Una simple melodía con un par de líneas inspiradoras te puede sacar una sonrisa cuando nadie más lo consigue. Te sientes comprendido, una pequeña personita en este mundo tan cambiante, un individuo que a pesar de todas sus cualidades y rarezas, ya no está solo.

La música también une, y captura momentos especiales. Cuantas veces habremos oído pedir en alguna película un baile. O también hemos visto a personajes recordar una cita, un segundo, y ambos tenían banda sonora. “Mi canción”, “nuestra canción”, son frases que se repiten en bocas de románticos empedernidos.

Compartir los gustos musicales, descubrir un nuevo grupo, convertirse en un fan. La música puede alegrarnos un día o llenar nuestra vida entera de color, porque aunque no lo queramos no podemos vivir sin música. Siempre va a haber un anuncio, una película, alguien que nos salude tarareando una canción. La música nos rodea y nos acompaña allá a donde vamos. Nunca nos deja solos, es como un accesorio que se ajusta a nuestra sombra.

Entre las líneas y rimas de las canciones se pueden descubrir nuevos sentimientos, sumergirse en mundos inimaginables. El amor, el dolor, las relaciones, los amigos, la familia, los sueños, el sentido de la vida… todo tiene cabida en una canción, ningún tema es mejor o más importante que otro. Es por eso que para mí y para muchas personas la música no es ruido, sino arte. Algo indispensable, como el aire que respiramos. Algo sin lo que, poco a poco, nos iríamos marchitando. La música es como un filtro que impide que nos ahoguemos en el humo de las ciudades.

Al igual que los cuadros, las películas, las novelas, la poesía y el teatro, la música también es arte, todo está relacionado. Dedicarse al mundo de la música no significa ser un tarado con grillos en la cabeza. Tampoco significa ser un moderno, alguien sin futuro, o alguien sin talento que prueba en distintos campos para obtener el éxito.

En el mundo de la música hay mucha gente verdaderamente valiosa que no echa su vida a perder, sino que lucha por lo que le gusta. Contribuyen a crear arte a su manera poniendo su granito de arena. Los artistas son capaces de coger una situación cotidiana, captar su esencia, su belleza. Por eso no deberíamos minusvalorarlos, al contrario, no sólo necesitamos médicos y profesores, también necesitamos a personas que nos muestren una forma distinta de ver el mundo. Que cubran unas necesidades que aunque no son básicas, también son muy importantes.

Porque ser capaz de dejarse llevar por las palabras de una canción y ver su profundidad es algo que no se enseña y tenemos que aprender cada uno por nuestra cuenta.

Por eso, cuando veas a alguien con unos cascos, no pienses que es un antisocial o que se va a quedar sordo. Quizás sólo está intentando ver más allá de una melodía y unas palabras encadenadas.

Anuncios

4 comentarios en “El poder de la música

  1. Hi, just like to say thanks for commenting!
    Well, to be honest I don’t think the 365 day photo challenge is that difficult, personally I find it really fun! I will try to post a photo every week, now I’m on day 44…
    Anyway, the identity art book is like this book I made at school all about my identity basically.. I was supposed to have finished it like AGES ago but I haven’t. I’ve nearly finished it though and I’ll post pictures if you want!
    OMG I’d also just like to tell you thanks for telling me to keep on blogging it really means alot! x

    Me gusta

  2. Cuando estoy enfadado o estoy triste, me pongo música y esta me relaja. Al igual que cuando voy solo por la calle, siempre voy con los cascos, para oír otra voz que no sea la mía y alejarme de las voces que sólo te alteran.
    Realmente, sin música no podría vivir. Como te dicen por arriba, gran post 🙂

    Me gusta

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s