San Valentín.

14 de febrero, San Valentín. Es un día tan triste como feliz. Parejitas que demuestran al mundo su amor a base de regalos y tópicos comerciales. Adolescentes que creen que nunca encontrarán a alguien y que permanecerán solos durante toda su vida. Ancianos que se preguntan el por qué de este día, quien inventó esta festividad. Personas que observan la belleza de otras personas, pero que callan una vez más.

Todos pensamos que este día debe ser importante y especial, que tiene que significar algo en nuestras vidas. Sin embargo, el amor no tiene fecha. Somos lo que hacemos cada día, nuestras costumbres son hábitos que aunque lo intentáramos, no nos podríamos quitar.

No hay que preocuparse por este número: 14. Ni por este mes: febrero. Tan sólo son 24 horas cada año. ¿De verdad pueden 24 horas definir el curso de nuestra vida amorosa?

Diviértete, sé feliz, aprovecha cada momento y no pienses en las convenciones sociales. Únicamente en las películas ocurren cosas extraordinarias. Dos horas de peripecias, ¿para qué? Si al cabo de un mes ni nos acordamos de la cara del actor principal. Al contrario, dos segundos vividos por nosotros mismos los podemos recordar con total claridad no importa cuanto tiempo pase. Una mirada, una sonrisa, un abrazo, una palabra. Son gestos que nos unen a las personas. pero eso no tiene por qué suceder precisamente el día de San Valentín. Quién sabe si el 3 de septiembre conocerás a tu alma gemela. O quizás el 24 de abril alguien te sorprenda.

Cupido no obedece ninguna ley, y tampoco sucumbe y se apiada de ti. Es ciego, y simplemente lanza flechas, sin apuntar, sin mirar. Porque el amor es ciego, o al menos eso dicen. Las apariencias, el aspecto físico puede llamar la atención, pero es la personalidad, el corazón, lo que hace que nos enamoremos de otra persona.

Por eso tan sólo tienes que esperar, porque el amor lleva su tiempo, pero tarde o temprano siempre te encuentra, dónde quiera que estés y a la hora del día que sea. Cuando dejas de buscar las cosas, por muy raro que sea, las encuentras. Alguna ley extraña, el saber popular, lo afirma. Y eso vale para un libro, un cuaderno… o quizás también para ese alguien especial.

Así que si mientras los demás están dibujando corazoncitos en sus agendas o haciendo planes con sus parejas, y a ti no te ha mandado nadie ningún mensaje, ninguna carta en la que te rebelen su amor, no te preocupes. (Si resulta que tu amor sí es correspondido, ¡enhorabuena! Podrías compartir con nosotros los forever alones el secreto…)

No olvides que hoy también es el día de la amistad, pero ante todo es un día como otro cualquiera para celebrar que estar solo o soltero no significa que seas débil, sino que eres lo suficientemente fuerte como para esperar lo que te mereces.

“Este año por San Valentín le voy a cocinar un pastel a alguien muy especial, y ese alguien especial soy yo.” -Anónimo.

Cup cakes

Anuncios

Un comentario en “San Valentín.

  1. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y no he podido evitar dejarte un comentario. Si te soy sincero, lo pasé muy mal en San Valentín, porque se me hacía un mundo contemplar o leer como algunas personas son felices con sus parejas y sin embargo, yo estoy solo. De hecho, ni siquiera me metí en twitter ese día y soy adicto 😀 A pesar de que pienso que San Valentín debería ser todos los días del año y no sólo 1, es horrible ver como la persona de la que estás enamorado es feliz junto a otra persona.
    PD: me encantaría saber cómo eres 🙂

    Me gusta

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s