Escribir

Hay dos formas de escribir, y no me estoy refiriendo a la división maniqueísta entre bien y mal, no. Voy más allá: escribir para ti mism@ o escribir para el mundo.

Podéis pensar “obvio”,”esa división se establece simplemente por el mero hecho de enseñarle a alguien lo que escribes o guardártelo para ti”. Bien, pues no.

Montones de personas publican, suben y cuelgan archivos, escritos, relatos e historias, como lo queráis llamar, a la red, y no por eso quiere decir que lo que escriban sea para el mundo. La intención puede ser la que sea , puro entretenimiento o interés por darse a conocer, pero yo no estoy hablando de eso (más bien escribiendo). Me refiero a los contenidos, a la significación profunda de lo escrito. La forma da igual, el envoltorio no es más que eso, pero lo de dentro es importante. Mucha gente está convencida de que escribe para los demás, de que tiene algo que decirle al mundo, algún tesoro que ofrecer que nadie más posee, cuando en realidad lo único que hacen es centrarse en ellos mismos, escribir para ellos.

Es cierto que escribimos lo que nos gustaría leer, pero hay muchas maneras distintas de expresar las cosas, y últimamente he leído textos que me demuestran que esos “escritores” no piensan en quienes les a van a leer. <<Yo lo cuelgo, y ya si eso tú sabrás lo que haces con él>>. Y no me refiero a que suban contenidos íntimos o privados a la red, me refiero a algo que es mucho más difícil de ver.

Escribir para el mundo no significa que les des a los lectores lo que quieren leer, y tampoco es ser un espejo dónde se refleje lo que les gustaría encontrar. Significa plasmar un visión del mundo, pero para que los demás la puedan entender. Para que se identifiquen o no. Describir sensaciones y emociones que se vuelven palpables, situaciones verosímiles o inverosímiles con un fin, algo a lo que llegar y agarrarse. Poner el corazón en lo que escribes para que a los demás les llegue también a lo hondo, aunque para ellos sea “la patata”.

Estar convencid@ de que alguien en algún lugar del mundo y en algún momento de la historia lo leerá y se sentirá indentificado, le llenará y le ayudará a comprender mejor este mundo. (O quizás no).

Pero ante todo, escribir para el mundo tiene un significado, una razón de ser, contarle al mundo, la necesidad de expresar unas inquietudes y unos valores, unos ideales, para que el resto del mundo lo sepa y no se quede indiferente. Puedes gritarle al mundo que amas a una persona, pero si lo haces de determinada forma tus sentimientos dejarán de ser sólo tuyos y pasarán a la colectividad, al universo.

Escribir no es sólo encadenar palabras, es arte con intención.

Puedes escribir sólo para ti y sin embargo que lo hagas de tal forma que expreses belleza y que el mundo merezca contemplarlo.

Y puedes creer que escribes para el mundo cuando en realidad sólo estás tratando de llenar un vacío en tu interior, de luchar contra los demonios que te persiguen y no te dejan pensar.

Las palabras pueden caer en el abismo o quedar grabadas en el cielo. eliges.

Anuncios

Un comentario en “Escribir

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s