Y por eso rompimos {Reseña}

Este es un libro que tenía muchísimas ganas de leer desde que salió, Y por eso rompimos, de Daniel Handler e ilustrado por Maira Kalman. No sólo es una novedad por el hecho de que la historia empieza al revés de casi todas las de amor: la chica cuenta su relación desde el final, cuando ya no están juntos; sino que también es original en el sentido de que es de los pocos libros juveniles que contienen dibujos en su interior. Este último hecho es el que más me llamaba la atención (ey, que todos seguimos llevando a un niño o niña en el fondo de nuestro corazón), y cuando por fin tuve la oportunidad de comprarlo, no lo dudé.

Lo que sin duda me sorprendió de este libro fue la fuerza de los diálogos. Es un libro narrado en primera persona, pero no por ello los diálogos quedan en segundo plano, al contrario. Me ha sorprendido gratamente ya que son totalmente reales, sencillos pero graciosos y verídicos. En muchos libros los diálogos se articulan con grandes y pomposos párrafos, pero eso en la realidad rara vez se da, en la vida real no vamos largando discursos dignos de la RAE, sino que nos estamos interrumpiendo constantemente y aportando pequeñas cantidades de información porque las conversaciones son más dinámicas y ligeras. Así lo ha reflejado perfectamente Handler, y no es algo que ocurra a menudo en el mundo de la literatura (me ha recordado bastante al estilo de Rainbow Rowell en este sentido).

Los personajes también me han parecido bastante bien construidos, aunque sí que ha habido escenas que me ha parecido que caían en los tópicos americanos. (Quizás es que realmente la gente es así en USA y no es que sea un tópico de las películas y series americanas, quién sabe). Empezando por Min, que encarna a una adolescente confundida pero intensa y que finalmente logra tener las ideas claras, y continuando por el susodicho espécimen del título, su novio, o ex-novio, Ed. Mis dos personajes favoritos son Min y Al, mejores amigos, que comparten una obsesión especial por el cine antiguo. Con la cantidad de películas que se mencionan en el libro tengo ya una lista pendiente de ver que no sé cuando lograré terminar (y tampoco empezar). De Al sobre todo me ha gustado su manía de afirmar que no tiene “ninguna opinión” sobre ciertos temas, aunque en realidad no fuera así.

El resto de personajes están en un poco desdibujados, pero al estar contada la historia casi en forma de diario personal (son cartas dirigidas a Ed, pero en las que Min cuenta sus sentimientos y pensamientos con una sinceridad asombrosa), no queda mal, ya que nosotros también al contarle algo a algún conocido omitimos detalles o nombramos por encima a alguien, sin entrar en grandes explicaciones de las cosas que no son importantes.

Es un libro que se lee bastante rápido y que nos hace reír y cabrearnos tal y como la protagonista hace. Muy recomendable por el aspecto de los diálogos y la particularidad de los dibujos de los objetos que Min va guardando a lo largo de su relación.

Y como dice Hawk Davis: Las intuiciones se tienen o no se tienen.

Anuncios

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s