5 seconds of summer – concierto de 5SOS en Madrid

Hace ya más de un mes y todavía no puedo encontrar las palabras, adecuadas o no, para expresar lo que para mí significó el 6 de mayo. Ese día tuve la oportunidad de ver a una de mis bandas favoritas en concierto – 5 seconds of summer, también conocidos como 5SOS. El concierto tuvo lugar en Madrid y formaba parte del ROWYSO Tour – Rock Out With Your Socks Out – como única fecha en España.

Fue mi primer concierto fuera de la ciudad donde vivo y, por decirlo de alguna manera, también fue mi primer concierto “importante”, y con eso me refiero a la cantidad de personas que podían asistir a él, ya que el Barclay Center es un estadio bastante grande. Todo lo que significaba ese concierto, comprar las entradas, la espera, la cuenta atrás y los nervios, todo parecía lejano e irreal, como si fuera demasiado bonito para ser de verdad. Durante todo el día estuve nerviosa y emocionada al mismo tiempo, sin llegar a creerme que, después de tanto tiempo, solo en unas horas iba a estar allí.20150506_202521

Hacer cola junto a mi amiga, conocer a dos de mis ifs, y finalmente, entrar al estadio. Me sorprendió lo enorme que era, y al mismo tiempo, lo cerca que estábamos del escenario. En realidad, no estábamos para nada cerca del escenario, estábamos en grada central, pero para mí aquello era mucho más de lo que había podido esperar. En poco tiempo comenzaron a tocar los teloneros – Hey Violet – con las consiguientes menciones a 5sos y los gritos de emoción de los presentes. Hubo una pausa en la que pusieron música y poco a poco fui creyéndome que estaba ahí, ahí mismo, esperando lo inesperado, ver a uno de mis grupos favoritos. En el intermedio entre Hey Violet y 5sos pusieron una canción de McFly, y la emoción aumentó un poquito más.

20150506_205427

La cuenta atrás comenzó y con ello una placentera agonía por verlos salir al escenario por fin. Y salieron. Y estaban allí, a unos cuantos metros de mí, más cerca de cientos de metros que de pocos metros, pero allí al fin y al cabo. No me podía creer que los estaba viendo con mis propios ojos, sin necesidad de una pantalla como intermediario (aunque las había, y para qué mentir, eran muy útiles).

20150506_222741

Tocaron todas y cada una de las canciones del setlist, y además tocaron Pizza, aunque Ash no bajó a cantar por problemas de la estructura del escenario (una pena). Fueron un poco gamberretes y se largaron del escenario cuando todavía faltaban una o dos canciones por tocar, despidiéndose con prisa, dejándonos a todos con cara de idiotas. Sin embargo, las luces seguían apagadas, lo que acrecentaba nuestra confusión. Finalmente, poco a poco, todo el estadio comenzó a corear “5sos” y al fin, salieron otra vez.

Bailé, salté y canté como una loca, todavía no sé cómo al día siguiente no amanecí afónica y zombie perdida. Cuando salimos del estadio la realidad me cayó como una losa, se había acabado. Un día entero que llegaba a su fin, y parecía que no hubieran pasado ni apenas quince minutos. Estar allí fue como si estuviera en el lugar en el que debía estar, como si de alguna forma durante dos horas todo encajara. Escuchar durante más de año y medio a 5sos, viéndoles sacar canciones nuevas, videoclips, su primer álbum… y de repente, ahí estaban, en el mismo recinto que yo, respirando el mismo aire, tratando de hablar unas cuántas palabras del mismo idioma. Dejar entrar a cuatro personas en tu día a día con sus letras, sus ritmos y sus tonterías, como si fueran algo sacado de otra galaxia, y de repente, tenerlo allí. Casi al alcance de la mano.

No hay que decir que esa noche casi no pude dormir, toda la emoción y la experiencia que no se puede describir de otra forma más que diciendo que fue perfecto. De principio a fin, fue muchísimo más de lo que esperaba. Fue espectacular. Y supe que, si volvían a España, iba a hacer todo lo posible por estar allí de nuevo.

Ahora, después de más de un mes, los recuerdos y las imágenes comienzan a parecerme soñadas, pero entonces miro la pulsera que descansa en mi muñeca, que siempre va conmigo, y me doy cuenta de que fue real. Estuve allí, y esa experiencia jamás me va a abandonar.

Solo puedo decir gracias. Gracias por ese momento, gracias por esa noche, gracias por todo.

 

Anuncios

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s