Nuestra hermana pequeña (海街diary)

Nuestra hermana pequeña, en inglés Our little sister y de título original Umimachi diary, es una película dirigida por Hirokazu Kore-eda. Basada en el manga Umimachi diary, escrito y dibujado por Akimi Yoshida.

tumblr_o4vwd7y2bi1u88wpio1_500

Esta película fue rodada en 2015 en Japón y ganó dos premios: uno en el festival de Cannes (Sección oficial largometrajes a concurso) y otro en el de San Sebastián (premio del público). Y recientemente ha llegado a los cines españoles.

Nuestra hermana pequeña es una película que muestra la sociedad y la cultura japonesa, especialmente en lo referente a las relaciones entre las personas. Una familia rota, de la cual solo permanecen unidas las tres hermanas, decide acoger a su hermanastra cuando el padre de todas ellas muere.

La relación entre las hermanas va evolucionando al igual que las estaciones, lo que nos deja con planos realmente hermosos. El director de fotografía es Mikiya Takimoto.

tumblr_o14ay9zd4g1u9g95uo1_400

tumblr_o02oh3pas31qzgz6lo1_500

Un punto muy interesante que se puede apreciar en la película es la diferencia en las relaciones de pareja entre occidente y japón. También se admiran las casas japonesas tradicionales (de planta y piso), pues las protagonistas viven en una. La comida y las costumbres a la hora de tomar alimentos también salen retratadas, por lo que, ya seas fan de la cultura japonesa o sea la primera vez que te interesas por ella, no te decepcionará.

tumblr_o2bgueu1451rw93m3o7_1280

El argumento se va desarrollando poco a poco, al tiempo que, principalmente a través de los diálogos y de las interacciones de los personajes, vamos conociendo más a los mismos. El pasado de la familia se desvela lentamente, dejando entrever las emociones que afectan a los distintos miembros. Es una película sentimental sin llegar a ser dramática, pues el tono general que se transmite es de serenidad, incluso en los momentos más duros.

x240-7aw

Una característica de la sociedad japonesa es que piensan más en cómo repercuten las acciones de uno en los demás, por lo que tienden a guardarse las cosas para sí mismos y mostrarse alegres. Esta faceta queda interrumpida en momentos decisivos de la película que gozan de gran emotividad.

En definitiva, un largometraje sobre las relaciones humanas en la sociedad japonesa que te dejará con una buena sensación. (Y ganas de probar más platos tradicionales japoneses).

tumblr_o2ayssopii1ucr9uvo1_1280

* Todos los nombres están presentados a la manera europea, es decir, primero el nombre de pila y después el apellido. Los nombres en japonés se presentan al revés.

Bookreview-To Kill a Mockingbird by Harper Lee

Me leí el libro en inglés así que pensé hacer la reseña en inglés también. Si preferís que haga reseñas en el blog en español, solo tenéis que decírmelo. Aunque os recomiendo que, si podéis, os leáis el libro en inglés por todos los matices del lenguaje que se pierden en la traducción: el acento de los personajes y las formas coloquiales e incorrectas de hablar.

~~I read the book in English, so I thought about doing the review in English as well. If you prefer me doing reviews in Spanish, just let me know.

IMG_20160128_183945

my pic, please if you take it give credit!

Several days ago I finished reading To Kill a Mockingbird by Harper Lee, and I loved it. It’s one of those books with a perfect ending, even though there are a few things left unexplained, but as there’s a second book – Go set a watchman, released last year – it’s okay. I can’t wait to read the second one, and I hope there’s a clearer view on what happened in To Kill a Mockingbird.

So, the adventure began. To be honest, I thought that, the book being a classic, I would take my time to read it and not be really interested in it. Oh, how wrong I was. I remember being only 10 pages into the book and I already felt so hooked to it! The tone of the book is honest above all, the narrator is Scout, a girl. The book starts when she is 7 and finishes when she is 9, I believe. Due to the narrator, the facts and action are presented in a simple way, in the way a child understands what happens in the world. But this same way of understanding leaves out a lot of explanations and details that provide the story with a thick layer of mystery.

The story takes place in Maycomb, Alabama, during the 1940s. The themes in the book are racism, classism, honesty, silence/absence and honour.

There are two big events or facts in the book that lead the action forward. One is the constant presence of Boo Radley in the children’s minds, and the other one is Atticus’ case. Without giving any spoilers, Atticus is Scout and Jem’s dad, who is a lawyer. He’s an old man that comes across as different from most of Maycomb population. He is more open and a really kind person. During the whole novel the sense of difference between the family and the neighbours is a constant. Atticus has different views and a different morality from the rest and that makes him bring up his children to see things as he sees them.

It’s not an easy read in terms of what happens in the book, it deals with important issues such as rape and guilt, but they are very well portrayed. I will talk at the end of the post about what I didn’t like – just tiny details.

The writing is very realistic and quite unique. It accurately reflects the way the characters talk, using many contractions – such as ‘em or ‘tis – and also non standard expressions or words like yessir or yessum. This is the main reason why I recommend reading it in English if you can. The vocabulary is quite hard, though, but I think that you can guess most of it.

Moving onto the characters, I can’t choose who would be my favourite. I love Scout, because after all thanks to her voice we know what happens in the story, and our point of view is crearly biased. But one of the characters that specially stands out is Jem. Even though Scout doesn’t praise him, Jem brought my attention. He has really strong moral values for his age, when the book finishes he is 13 years old, so he is 3-4 years older than Scout, and that matters. Atticus and Dill are lovely above all. The figure of Dill is quite interesting because of the stories he is always telling, many times utterly fake, even about his own life. Last but not least, one of my favourite characters is Boo Radley. He just being how he is. You will understand me if you have read the book.

Finally, the quotes. There are a lot of amazing quotes in there that can still teach a lot, and that is quite sad. More than 50 years ago (the book was published in 1960), the author wanted to expose a reality in order to change it. Now, there’s still a lot to change. Racism shouldn’t be a thing anymore. I hope that, day by day, we can educate ourselves to not discriminate against anyone.

Cry about the simple hell people give other people – without even thinking. Cry about the hell white people give colored folks, without even stopping to think that they’re people, too. – Mr. Raymond.

There are just some kind of men who – who’re so busy worrying about the next world they’ve never learned to live in this one, and you can look down the street and see the results. – Atticus.

He told me havin’ a gun around’s an invitation to somebody to shoot you. – Scout.

If there’s just one kind of folks, why can’t they get along with each other? If they’re all alike, why do they go out of their way to despise each other? – Jem.

I hope that you give a chance to this marvellous book! If you already read it, what did you think about it?

.

.

Now: spoilers.

If you don’t want to know about the mysteries in the book, DON’T READ THIS. Okay:  What I did NOT like at all, was that the case used in order to show the racism was a fake rape. Feminism is struggling a lot with this issue because there are very very FEW fake rape reports, and still people think a lot of real rapes are fake. Things like this, in such an important book, don’t help at all.

1 de enero.

tumblr_npu7p9pn2b1s7rukpo1_1280

Dos briznas intentando alcanzar el sol.

Esta mañana me he despertado, aunque con mucho sueño, con ganas de comerme el mundo. Tenía la típica motivación irracional que sientes el día de tu cumpleaños, que en mi caso también la siento el segundo día de las vacaciones de verano y hoy, día 1 de enero. Y me pregunto, ¿por qué solo tres días al año? ¿Por qué no más? ¿Por qué no todos?

No sé si es algo biológico o es puramente cultural. Si es por lo segundo, porque nos han enseñado desde pequeños esa ilusión, ¿por qué no expandirla al resto de días? Al fin y al cabo, ¿qué significa esa emoción, sino es la pura felicidad de seguir vivo?

El 1 de enero, otro año más. El estreno de un nuevo año lleno de posibilidades, deseos, metas. Pero no es solo hoy, como efectivamente pensamos, es todo un año por delante. Por eso mismo, ¿por qué no nos levantamos con la misma energía cada día de este nuevo año? Cada día es una nueva oportunidad. Cada día podemos reinventarnos, cambiar las cosas, luchar, vivir. Cada día es una promesa del futuro, y sin embargo, se pasa el día 1, se pasa nuestro cumpleaños, se pasan las vacaciones, y parece que vivamos para hacer de cada día una copia del anterior. Parece que solo nos permitamos ser originales y diferentes unos poquitos días al año, cuando en nuestra mano está el poder para levantarnos y sonreír cuando nos de la gana.

El primer día del primer mes de un nuevo año. Cerramos la puerta, o el libro – como prefiráis – del año anterior, tiramos petardos y quemamos los recuerdos. Y al día siguiente, 24 horas después, de repente las cenizas del año anterior están tan presentes que es como si el día 1 de enero nunca hubiera sucedido, porque si tan empeñados estamos en vivir cada día como el anterior, ¿por qué no tomar la referencia en el día de hoy? (Para los que no tengan resaca, claro. Esa parte se omite y listo).

Dicen que hoy es uno de esos días adecuados para empezar una rutina o un hábito, pero en realidad es tan adecuado como el resto de días que has vivido, y los que te quedan por delante. Así que, si tomas la decisión hoy, bienvenido, pero no la olvides al tachar el día del calendario (aunque sea en el calendario del móvil); y si hoy no te decides, sin problemas. No solo tienes 366 días para hacer lo que te propongas – sí, este año es bisiesto. Tienes el resto de tu vida. Porque en eso consiste estar vivo, en tener la capacidad para sorprenderte, para tomar tus propias decisiones, para cambiar tu vida y para llegar a ser exactamente la persona que quieres ser.

Así que felicidades: hoy, curiosamente, es día 1 de enero, y sigues vivo. Aprovéchalo.

Emociónate, ríe y recuerda que el pasado es tan poderoso como tú lo quieras recordar, y el futuro tan esperanzador como tú lo quieras imaginar. Ahora, en el presente, eres el jefe que toma las decisiones, el conductor que gira en una u otra dirección. No eres un prisionero. El 1 de enero te ha liberado y te ha concedido esa clase de libertad que, ocurra lo que ocurra, ya nunca se va. La libertad no se irá de tu lado, no cometas el simple error de olvidarlo.

Quiero escribir.

Quiero escribir. Quiero escribir los versos que hagan que tu mente se desvanezca un poco. Quiero ser esa pluma, ese bolígrafo que vuela por el papel, creando sin aparente esfuerzo palabras que pesan, que no se caen, que permanecen.

Quiero las ideas, quiero los valores. Quiero ser capaz de escribir esas frases que te golpean y te dejan sin respiración solamente con la caricia de tus ojos sobre la tinta. Quiero ser ese nudo en la garganta, esos ojos que se desvían, creyendo por un segundo que la ficción es lo más real jamás creado. Porque si se hace bien, lo es.

Quiero escribir las metáforas que todo el mundo guarda a recaudo en su subconsciente. Quiero ser el estilo diferente que te confiesa desde la primera página que no va a ser otro libro más.

Quiero ser recuerdos imborrables, quiero ser tu historia, esa que jamás le has contado a nadie, explicada sin tapujos. Quiero escribir sobre ti y sobre cada persona que alguna vez ha pisado la Tierra. Quiero adentrarme un poquito en esas mentes maravillosas, y también en las destrozadas. Las normales y corrientes ya están demasiado solicitadas.

Quiero ser ese nombre extraño que llega a ti, como una hoja de periódico que se te engancha en el zapato y no te deja caminar. Quiero que aunque cierres los ojos, tu mente sea incapaz de decirle adiós a las palabras. Quiero ser los sentimientos bombeando por tu corazón.

Quiero ser esos ojos que inmortalizan, que escanean cada detalle y los pasan por el filtro de la sensibilidad. Quiero que el arte nunca deje de fluir por mis venas. Quiero inspiración, quiero que la creatividad se meta dentro de mí con cada molécula de oxígeno.

Quiero la inocencia de los que nunca dejan de admirar el mundo, sin dejar de reconocer el lado oscuro, ese que nos empeñamos en no ver, como si estuviera oculto; pero si somos capaces de crear telescopios y llegar a planetas, ¿por qué no puede pasar lo mismo con los sueños?

Quiero soñar, y soñar y soñar y no parar nunca.

Quiero seguir teniendo esa forma de pensar, esta que me llena el alma y no me deja escapar por la noche.

Quiero escribir. Y quiero tenerme a mí misma siempre presente, aunque me esconda tras cientos de narradores y finja que no tienen nada que ver conmigo.

Quiero ser un poquito más yo de lo que era ayer.

Oscar Wilde dijo: “somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno”.

Siempre se me ha dado bien ir en contra de los demás. Por eso afirmo: podemos ser nuestro propio sueño, y si queremos, podemos hacer de este mundo nuestro propio cielo.

El Fantasma de la Ópera de Gaston Leroux

Empecé a leer este clásico de la literatura universal con una idea bastante diferente de lo que me iba a encontrar entre las páginas, especialmente en lo referente al propio personaje de El Fantasma, y me ha sorprendido mucho. Me ha gustado, aunque no logro entender por qué la cultura popular ha ido cambiando progresivamente el concepto del Fantasma. Lejos de ese hombre con una deformidad facial, el verdadero Fantasma de la Ópera es mucho más aterrador, siniestro y desgraciado. Es la imagen misma de la muerte, es un monstruo, como tantos personajes se aseguran de exclamar a lo largo de la novela, aunque finalmente no termine siendo tan monstruoso.

Me ha gustado mucho el estilo con el que está escrito, a la manera Realista, aportando datos precisos casi con mentalidad científica para que el relato sea lo más real posible. Y aquí, cómo no, surge la duda, ¿existió realmente el Fantasma?

También hay toques del Romanticismo con la historia entre Christine Daaé y Raoul de Chagny, especialmente tierna desde mi punto de vista. Este es otro punto de divergencia con la imagen popular de El Fantasma, pues aunque sí que experimenta un amor no correspondido, su amada en ningún momento le llega a profesar un amor prohibido.

Otra diferencia radica en la importancia de los símbolos asociados con el Fantasma, ya que aunque la máscara sí que es muy importante y desempeña un papel crucial en el libro, el violín o incluso la rosa, no lo son tanto y la última no llega ni a aparecer relacionada con él. Sí que se mencionan ramos de flores que le entregan a Christine, pero nunca algo tan significativo como una única rosa en manos del Fantasma. Lo que sí que es muy importante y está recalcado a lo largo de la novela es el sobrenombre de El Ángel de la música, casi encerrando un oxímoron al contraponer la idea de Ángel con la Muerte que representa visualmente el Fantasma.

La obra es muy interesante por todo el entramado, el misterio y las descripciones acerca de la organización de la Ópera, sus funciones y sus personajes.
Una característica especialmente significativa es la cantidad de datos que se aportan a lo largo de la novela para apoyar la veracidad de la misma, llegando a afirmar Gaston Leroux que se tuvo que documentar con textos mismos de Moncharmin y hablando con el propio Persa. En cuanto a si eso es una mera estratagema del autor, un “espejo dentro del espejo”, me temo que es muy confuso y muy inspirador, y aún a día de hoy no se puede afirmar con seguridad ninguna de las numerosas teorías.

Una de mis próximas lecturas,  directamente relacionada con esta obra, será El violín negro, de Sandra Andrés Belenguer, que será más bien una relectura. Dicha autora, a la que tuve la alegría de entrevistar, es una experta en El Fantasma, por lo que espero poquito a poco poder ir descubriendo más acerca del misterio que rodea a toda la obra de Gaston Leroux.

Para leer la entrevista a Sandra Andrés Belenguer, pulsa aquí.

Presentación de “Naufragio en la 338” de Loreto Sesma – La Casa del Libro

Junio fue el mes de la poesía, pues en poco más de una semana de diferencia asistí a la presentación de Siempre donde quieras de Diego Ojeda, y a la de Naufragio en la 338, de Loreto Sesma.

Loreto Sesma y Víctor

Imagen tomada del fb de La Casa del Libro

Hace más o menos un mes Loreto Sesma presentó en mi ciudad su primer poemario, Naufragio en la 338. Fue una presentación muy amena en la que recitó algunos poemas en compañía de Victoria Ash, con Víctor al piano. También explicó su historia y el significado de algunos poemas, además de contestar a varias preguntas del público.

Me sorprendió muchísimo lo joven que es Loreto, nació en 1994 y sólo 19 años más tarde ha presentado su primer libro de poemas en la ciudad en la que nació. Loreto tiene un canal de youtube en el que empezó recitando sus creaciones y gracias al que es muy conocida. Os invito a que lo visitéis, podéis ver (y más importante, escuchar) su último vídeo aquí.

En noviembre saldrá su segundo libro de poemas 317 kilómetros y dos salidas de emergencia, mientras tanto, os dejo con unos de sus versos:

Escribe tu historia

y cuando se te rompa el alma,

coge un nuevo papel y escribe de nuevo.

La lección de august, de R. J. Palacio – {Reseña}

La-leccion-de-August_alta

Título original: Wonder
Autora: R. J. Palacio
Edición española: Nube de tinta
Año de publicación: 2012
Número de páginas: 414
ISBN: 841559402X

Sinopsis oficial:

Nominado a la Medalla Carnegie de literatura.

Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las galaxias.

Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

Opinión personal:

La lección de August es un libro que no te deja indiferente, no sólo por el tema que trata – las apariencias físicas, los defectos y las deformidades – sino porque se queda dentro de ti mucho después de que hayas acabado el libro.

Desgraciadamente cuando conocemos a una persona lo primero que vemos es su aspecto físico, su cara, su cuerpo, no su personalidad. Y nos quedamos con eso: si nos gusta el aspecto físico le damos una oportunidad a esa persona, y si no, nos limitamos a quedarnos en el exterior. Juzgamos a una persona por su aspecto físico y creemos conocer todo de esa persona por cómo es, por la organización de sus rasgos, por su forma de hablar, de reír, de caminar, de vestir…

Pero no es así. Una persona es muchísimo más que el cuerpo que tiene, y eso es lo que nos enseña este libro.

Esta novela está llena de amor y por eso mismo es tan especial. La amistad y la familia son muy importantes, profundizando en la psicología de los personajes y en cómo van evolucionando a lo largo de la novela. Sobre todo tienen un gran desarrollo y evolución los personajes de los niños: August, Summer y Jack Will. Es una novela muy tierna y al mismo tiempo con mucha fuerza por el reflejo de la realidad que consigue.

Al principio me recordó un poco a “¿Dónde estás, Bernadette?” por el tono del libro y las descripciones del colegio y el proceso de admisión, pero rápidamente el estilo y la historia se diferencian de cualquier otra. En cuanto a la forma de escribir, una gran sorpresa fue el capítulo dedicado a uno de los personajes, en el que no se respetan las reglas de puntuación y ortografía y todo está escrito en minúsculas. Me parece que es una gran manera de reflejar una parte de la personalidad del personaje, además de romper con la rigidez de la escritura de los libros que se publican. Puede suponer un paso previo para que vuelva a haber una cierta rebeldía en la literatura en aspectos estilísticos.

Recomiendo encarecidamente este libro, con el que puedes reír y llorar, ya sea identificándote o no. August es un niño especial, pero al contrario de lo que mucha gente puede pensar, esa característica no se encuentra en su exterior, sino en su interior, y se contagia a las personas que lo rodean.

Existen diversas historias de otros personajes publicadas recientemente como la historia de Julián publicada en 2014, o la de Christopher publicada este mismo año; las cuales espero poder leer pronto.

¿Habéis leído La lección de August? Si es así, ¿qué os pareció?