Quiero escribir.

Quiero escribir. Quiero escribir los versos que hagan que tu mente se desvanezca un poco. Quiero ser esa pluma, ese bolígrafo que vuela por el papel, creando sin aparente esfuerzo palabras que pesan, que no se caen, que permanecen.

Quiero las ideas, quiero los valores. Quiero ser capaz de escribir esas frases que te golpean y te dejan sin respiración solamente con la caricia de tus ojos sobre la tinta. Quiero ser ese nudo en la garganta, esos ojos que se desvían, creyendo por un segundo que la ficción es lo más real jamás creado. Porque si se hace bien, lo es.

Quiero escribir las metáforas que todo el mundo guarda a recaudo en su subconsciente. Quiero ser el estilo diferente que te confiesa desde la primera página que no va a ser otro libro más.

Quiero ser recuerdos imborrables, quiero ser tu historia, esa que jamás le has contado a nadie, explicada sin tapujos. Quiero escribir sobre ti y sobre cada persona que alguna vez ha pisado la Tierra. Quiero adentrarme un poquito en esas mentes maravillosas, y también en las destrozadas. Las normales y corrientes ya están demasiado solicitadas.

Quiero ser ese nombre extraño que llega a ti, como una hoja de periódico que se te engancha en el zapato y no te deja caminar. Quiero que aunque cierres los ojos, tu mente sea incapaz de decirle adiós a las palabras. Quiero ser los sentimientos bombeando por tu corazón.

Quiero ser esos ojos que inmortalizan, que escanean cada detalle y los pasan por el filtro de la sensibilidad. Quiero que el arte nunca deje de fluir por mis venas. Quiero inspiración, quiero que la creatividad se meta dentro de mí con cada molécula de oxígeno.

Quiero la inocencia de los que nunca dejan de admirar el mundo, sin dejar de reconocer el lado oscuro, ese que nos empeñamos en no ver, como si estuviera oculto; pero si somos capaces de crear telescopios y llegar a planetas, ¿por qué no puede pasar lo mismo con los sueños?

Quiero soñar, y soñar y soñar y no parar nunca.

Quiero seguir teniendo esa forma de pensar, esta que me llena el alma y no me deja escapar por la noche.

Quiero escribir. Y quiero tenerme a mí misma siempre presente, aunque me esconda tras cientos de narradores y finja que no tienen nada que ver conmigo.

Quiero ser un poquito más yo de lo que era ayer.

Oscar Wilde dijo: “somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno”.

Siempre se me ha dado bien ir en contra de los demás. Por eso afirmo: podemos ser nuestro propio sueño, y si queremos, podemos hacer de este mundo nuestro propio cielo.

Anuncios

Sorteo de Silber Vlogs

¡Hola! Esta entrada es un poco diferente y es para anunciar el sorteo de dos libros de Morgan Matson que organiza Silber en su canal de youtube Silber Vlogs, y en cuyo sorteo participo 🙂 Todavía no he leído ningún libro de Matson, pero no ha sido por no tener ganas, así que ¡a ver si hay suerte! Y de paso os recomiendo que le echéis un vistazo a su canal, hace reseñas de libros y películas.

Aquí os dejo el vídeo dónde anuncia su sorteo, ¿os animáis a participar?

 

Fear of perfection

It’s been a long time since I don’t write a rant here, so it was about time.

I recently read a post that inspired me a lot to try and do things even if I think I’ll do them wrong, which is called “Be creative”, written by a fabulous girl (you can read it here).

It basically talks about how we prevent ourselves from doing things because we don’t think we “fit” the label or subject – in this case, being creative – and it made me think about my own creativity and how I let it define me.

I’ve always been a creative girl, since I was a child I remember drawing whenever I could, singing with my mum, dancing when no one was around… I even wanted to be an artist for several years. But the thing is that I’ve always been defined as “creative” because I was surrounded by less creative people, or people that weren’t creative at all.

Then, I went to uni, and it all changed. I met a lot of different and interesting people who were very talented, and instead of letting that inspire me, it made me scared. It made me scared because I thought that, compared to them, I wasn’t creative at all. It made be belive I didn’t deserve to think I was creative, because I would never reach their level of talent. I started thinking I was not good enough for that creative world. And in the end, I even thought I wasn’t creative. I thought I was just ordinary, that I had the standard “amount of creativity” for someone that’ll never be related to that world.

Then, all that passed. I started talking with different people and I became interested in other subjects, like going to art galleries and I started reading manga again and I let myself get lost in music for a while. I read a lot, published books, amateur unpublished short stories… I saw a lot of fan-art. I kind of reconnected with the world I loved so much, with the world I had discovered alone. I decided I wanted to try again. I wanted to draw something, I wanted to just be creative for a couple minutes. But my mind wasn’t oblivious of everything I had “learned”. It was still there, haunting me, holding me down. I drew. Yes, I did. It didn’t feel right, though. I thought that, no matter how hard I tried, I would never create something as beautiful as what I saw on tumblr. I would never be like my classmates. I would always be in the background, waiting for my time to shine until is too late.

So I accepted it. I accepted I wasn’t as good as I wanted to be. I accepted I was even bad sometimes. So what? If I was bad, then I couldn’t disappoint myself. Later, I reminded myself I was me. I am only me, and that is the only thing I’m going to be for all my life. I told myself it was okay, whatever I did, it would be okay. And after that, I began drawing things that were even better than just “okay”.

Only when I started letting myself be bad, I began being good.

I was scared of perfection. I was so obsessed with achieving it, that I couldn’t even move towards it. I wanted it so badly, and at the same time, I was scared. I was terrified of getting there. Because I was an ordinary girl, a no one. What would I do if I reached perfection? I wouldn’t know how to handle it.

neverperfectquote

Truth is, there’s no reason to handle perfection, because perfection is impossible to reach.

So be free. Be you. Do what you have to do, do what you want to do, no matter what. And be happy with it.

 

Prometo

Promesas para un nuevo año, promesas de cambio.
Ojalá no todo se quede en simples promesas.

Café Desvelado

Carta del mes / Ene2015

Prometo decir “no” cuando quiero decir “no”. Decir “sí” cuando de verdad lo sienta. Prometo ser más sincera conmigo misma y más honesta con el resto. Prometo no guardar un sentimiento. Prometo no acostumbrarme nunca, y aquí te incluyo. Prometo decir todo lo que me apetezca. Prometo no preocuparme de lo que se me escape de las manos. Prometo no dar explicaciones que no van a ser entendidas. Prometo no excusarme. Prometo buscar ese par de zapatos que demuestren el esfuerzo por haberlos conseguido. Prometo adquirir ese vestido que me salvaría de una noche no planeada y de una entrevista de trabajo.

096bb2031170dc339681e22696542931

Prometo viajar más. Prometo tener presente que, igual que un día se está arriba, también hay etapas para estar abajo. Prometo sobrevivir al cambio. Prometo no ocupar el lugar que no me pertenezca ni asistir a lugares donde no haya sido invitada…

Ver la entrada original 337 palabras más

Música y cerebro

Muy buen artículo para entender la importancia de la música en nuestra vida, ya sea como hobby o a nivel profesional 🙂

PsicoTip

Aumenta la energía muscular y molecular; influencia el latido del corazón; altera el metabolismo; reducen el dolor; acelera la recuperación de pacientes; ayuda en la descarga de emociones; estimula la creatividad, la sensibilidad y el pensamiento.

Te preguntaras, ¿qué es lo que produce todo esto en nuestro organismo? pues la música.

Nuestra capacidad para percibir la música es muy temprana. Incluso recién nacidos reaccionan a estímulos musicales, y con un mes, el bebé puede discriminar ya tonos de diferentes frecuencias. Con seis meses podemos hablar ya de una ‘musicalidad’ desarrollada. Y a los tres o cuatro años, los niños comienzan a reproducir la música. Ahora bien, un entendimiento pleno de la armonía se desarrolla como muy temprano a la edad de doce años.

musica

Ver la entrada original 689 palabras más

Opiniones vendidas como verdades

Hace ya un tiempo que me he dado cuenta de esta gran desgracia de la sociedad y de las personas.

El ser humano tiene derecho a opinar y derecho a expresarse, y conocer distintas opiniones nos enriquece, pero desgraciadamente estas opiniones no se presentan tal cual, con sinceridad. En numerosas ocasiones las opiniones aparecen camufladas como verdades universales, como hechos, en lugar de como una opinión subjetiva.

Nos lo venden así para que nos sea más difícil ver que es una opinión, y como tal, podemos no estar de acuerdo con ella. Sin embargo, ¿hay alguien que se atreva a no estar de acuerdo con el hecho de que dos más dos son cuatro? No. Quieren que nos creamos su punto de vista y que nos unamos a su criterio sin pensar por nosotros mismos. Quieren anular nuestra propia individualidad porque consideran que su postura es la mejor.

Esto se me hizo todavía más claro ayer, cuando leí un artículo sobre Taylor Swift en el periódico digital El Mundo. Quiero dejar claro que no me considero fan de Taylor y mucho menos “swiftie”, es más, ella como persona no es que me caiga especialmente bien, sin embargo sí que me gusta su música y de vez en cuando la escucho. Por eso comencé a leer el artículo y me sorprendió bastante. Primero, porque siendo un artículo de un periódico de prestigio, no me esperaba eso. Si hubiera sido un post de cualquier blog de internet, lo habría entendido completamente, pero en este caso, nos vendían una columna de opinión como la noticia sobre el nuevo disco de Taylor Swift, aprovechando para tocar muchos otros aspectos de su vida y su pasado.

Para empezar, presenta a Taylor Swift como si vendiera una imagen de chica “virginal“. Ehm, ¿hola? ¿A alguien de este mundo le parece que Taylor Swift vaya por ahí fingiendo ser una virgencita? Porque sinceramente, a mí me parece que más bien intenta dar la imagen de una mujer madura y adulta, que es independiente y fuerte. Nada más alejado de “una virgencita”.

Después, continúa usando argumentos basados en una supuesta entrevista en el show de Letterman, en el que la gran mayoría de la información es falsa, está tergiversada. Me picó tanto la curiosidad de ver que un presentador había atacado públicamente a Taylor Swift, que decidí ver la entrevista. Y cual fue mi sorpresa cuando descubrí que el presentador lo único que hizo fue deshacerse en halagos hacia Taylor. Nada más alejado de lo que ponía en el artículo.

Para acabar de rematar el artículo, menciona, como no, una jugosa lista de los amores de Taylor, aportando informaciones tales como “Le gustó tanto sexualmente que puso al dúo de teloneros en su gira del año 2008.” ¿Perdón? ¿De verdad te crees que alguien tan famoso va a poner a un grupo como su telonero, simplemente porque se lo pasaba bien en la cama? Sinceramente, alguien que ha llegado tan alto como Taylor Swift, es mucho más listo que eso.

Taylor Swift es infinitamente odiada por haber tenido numerosas relaciones, pero no tenemos en cuenta diversas cosas. La primera y la más sencilla, ¿a caso su música, sus ventas, se basan en con quién pasa la tarde? Que yo no digo que no pueda sacar partido de sus relaciones, porque la mayoría de las relaciones de los famosos son comerciales, pero, ¿eso nos perjudica a nosotros, la gente que no pertenecemos a ese ambiente? No. Pues ya está. Es su vida, como si le da la gana de salir con un tío diferente cada tarde, ella sabrá lo que hace.

La segunda, no sabemos nada de nada de esas relaciones. Todo el mundo asume que son noviazgos, pero pueden no serlo, podría ser una simple amistad. Se habla de sus relaciones con los detalles más morbosos y vergonzosos que se encuentran, y por muy famosa que sea, eso no es ético. También me hace mucha gracia comprobar que la gente ve lo que quiere ver, pues de sus letras de canciones, dificilmente se sacan las conclusiones que mucha gente saca, de relaciones complicadas, de nombres y demás.

La tercera, parece que sea Taylor la única cantante en el mundo que use sus experiencias amorosas para componer. ¿A alguien más le suena ver que critican a otro artista con los mismos criterios? Sin embargo, la mayoría de los artistas componen o crean usando su vida y sus sentimientos como referencia. Pero parece que en esta década, a ella es a la que le toca ser criticada, porque se olvida fácilmente a otros cantantes como Bruno Mars o Ed Sheeran, cantantes masculinos que probablemente basan sus canciones en sus relaciones pasadas. ¿Por qué este doble rasero? ¿Para unos está mal y para otros bien? ¿Taylor Swift parece más mala? ¿Simplemente le ha tocado ser la cabeza de turco? ¿O tenemos aquí una clara referencia de la sociedad patriarcal en la que vivimos, donde el mismo hecho, es criticado si lo hacen las mujeres y no si lo hacen los hombres?

 

Con estas preguntas me despido, porque hoy le toca a Taylor Swift, pero la subjetividad de las noticias está a la orden del día, y todos somos víctimas de esto al creernos a pies juntillas todo lo que nos dicen.

Artículo en El Mundo (click para ver el enlace)

Entrevista en el show de Letterman:

¿Así que quieres ser escritor? – So you want to be a writer? Charles Bukowski

elbesoenelespejo

Charles Bukowski
(1920-1994)

¿Así que quieres ser escritor?

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero…

Ver la entrada original 467 palabras más